sus impactantes números y una simbiosis total con los hinchas


Es difícil de establecer el punto de partida del idilio de Emiliano Martínez con los hinchas de la Selección Argentina. Podríamos anclarnos en la Copa América 2021 y esos penales psicológicos contra Colombia, en alguno de los momentos cumbres del Mundial de Qatar o cuando se colgó de una tribuna del estadio Maracaná para defender a los que estaban recibiendo la represión de la Policía brasileña. Lo que es fácil de establecer es que el Dibu se encamina a ser el mejor arquero de la historia de la Albiceleste, por los números que lo respaldan y por una simbiosis que parece irrompible.

Foto: REUTERS/Ricardo MoraesFoto: REUTERS/Ricardo Moraes

Basta con presenciar una entrada en calor de cualquier partido con la Selección para darse cuenta. En el debut ante Canadá, en el estadio Mercedes Benz de Atlanta, hubo una explosión apenas puso un pie en el criticado campo de juego. La ovación es instantánea y su devolución también.

Los hinchas parecen ser un combustible que alimenta su confianza partido a partido, como si se tratara de la espinaca del personaje de dibujos animados del marinero Popeye. El arquero del Aston Villa, de 31 años, levanta sus puños como pidiendo más y más, aplaude mientras empieza los movimientos articulares. Es hipnótico.

«Fue lindo reencontrarnos con la gente. Jugamos muchos amistosos, de nivel un poco bajos, y venir acá contra una Canadá fuerte, que tiene buenos delanteros, buenos jugadores, nos complicó un poco», aseguró Martínez, en la zona mixta posterior al triunfo en el debut por 2 a 0, donde hasta casi se da el lujo de hacer una asistencia directa en esa corrida de Lionel Messi, que no pudo definir dos veces.

Foto: EFE/EPA/ERIK S. LESSERFoto: EFE/EPA/ERIK S. LESSER

Hay una frase hecha en el mundo futbolero que ubica a los arqueros como parte de una etnia diferente. «Todos locos», se suele minimizar en los diversos planteles de cualquier equipo. Los peinados que ha elegido desde aquella bandera pintada en el costado izquierdo en la previa de los octavos de final de Qatar 2022 contra Australia fue la punta del ovillo.

En Atlanta, el peluquero de la Selección Daniel Alejandro Albornoz cumplió con un nuevo pedido: «SA». La sigla, ubicada en la nuca, trasladó inmediatamente a la creencia de que se trataba de «Selección Argentina». Pero no. Era para Santiago (que cumple seis años este domingo) y Ava (a la que conoció y pudo hacerle upa unos días después de la consagración en la Copa América 2021), los hijos que tiene junto a su esposa Mandinha. «La familia es donde empieza la vida y el amor nunca termina», graficó alguna vez en uno de sus posteos en su cuenta de Instagram.

Foto: Mati Arrascoyta - Enviado especial CLARINFoto: Mati Arrascoyta – Enviado especial CLARIN

El respaldo de los números de Dibu Martínez en la Selección

Para entender la importancia del marplatense bajo los tres palos de la Albiceleste hay que ir punto por punto. El campeón del mundo domina los récords de porcentaje de vallas invictas, triunfos y menor porcentaje de goles en contra entre todos los que alguna vez se plantaron en el arco de la Selección, obviamente con la salvedad de la cantidad de partidos jugados.

En el debut ante Canadá, volvió a ser fundamental con una atajada viral. Iban 42 minutos del primer tiempo, cuando un rápido ataque de los norteamericanos agarró mal parada a la defensa argentina. Tajon Buchanan -el compañero de Lautaro Martínez en el Inter- alargó para Cyle Larin, quien de primera envió un centro al corazón del área chica y, entre los centrales argentinos, cabeceó Eustaquio.

La pelota tenía destino de gol pero la humanidad de Martínez lo evitó. No hubo tanto mérito en los reflejos, sino más bien en la ubicación. Tener lectura es uno de los principales valores de Dibu, no solo para los penales y sus juegos psicológicos que tanto se ponderaron, sino también para resolver jugadas repentinas en versión Kolo Muani en Qatar.

Con la del jueves pasado, Dibu Martínez acumuló su valla invicta número 29 en 40 partidos (ganó 30 más tres por penales) que tiene en el arco albiceleste. La primera fue el 8 de junio de 2021 ante Colombia por las Eliminatorias, cuando salió lesionado a los 40 minutos y el equipo ganaba 2-0. Fue reemplazado por Agustín Marchesín, al que le convirtieron los dos tantos del empate final.

Su porcentaje de efectividad de arco en cero está en 72,5% superando ampliamente al segundo Germán Adrián Ramón Burgos (52,9%, 18 en 34) y a otros arqueros valiosos en la historia de la Selección como Sergio ‘Chiquito’ Romero (48,95%, 47 en 96), Roberto Abbondanzieri (44,89%, 22 en 49), Antonio Roma (46,34%, 19 en 41), Sergio Goycoechea (40,90%, 18 en 44), Ubaldo Fillol (33,33%, 18 en 54) y Nery Pumpido (36,11%, 13 en 36).

¿Más? En los 3.600 minutos que lleva jugados con la Selección Argentina solo le convirtieron 16 goles. Tres fueron después de haber levantado la Copa del Mundo en Qatar (dos de Uruguay y uno ante Guatemala). En Estados Unidos, Dibu Martínez sigue agigantando su figura.

COMENTARIOS